sábado, junio 03, 2006

Alcantra, Iñaguez y Pineda con la V de la victoria
Por Ana Zunilda Rodríguez

En esta oportunidad, los varones estuvieron de espectadores, en la segunda jornada del Panamericano Femenino y Juvenil Masculino, en Caseros. Ellas alentaron, gritaron, pelearon y se llevaron los gestos de aprobación y las miradas de admiración. En cinco de las diez peleas hubo representantes de Argentina.
En principio Romina Alcantra, en 46 Kilos, obtuvo la victoria ante la brasileña Liliane Oliveira, por 14-9, gracias a la velocidad y técnica precisa que volcó durante los tres rounds. "Peleé con mucha técnica. Tenía que hacer la mía, porque en caso contrario, no llegaba para la medalla. La rival era complicada y yo estaba muy nerviosa, porque en el Panamericano pasado no estuve, así es que este fue un buen debut, ya que avancé a la final".
Distinta fue la suerte de María Victoria González, en 50 kilos, que aunque intentó ser más cautelosa y poner en acción su particular esquive, perdió ante Vicky Pelletier, por 14-12, una canadiense más alta que ella y con una concentración casi de hierro. "Me siento mal por ser la única representante de Mendoza y haber caído en el debut. Estoy segura que gané y los jueces se equivocaron en el fallo", dijo la mendocina que se entrena en el gimnasio de Julio Pablo Chacón.
La formoseña Nancy Noemí Pineda, una de las más experimentadas en esta selección, consiguió una victoria contundente ante la brasileña Taynna Cardoso, por 12-7, en 57 kilos. "Estoy conforme, porque gané. También estoy un poquito enojada conmigo misma, porque me quedé en el último round. Me dolían las piernas y me cansé, pero en la final, voy a superar eso", prometió Nancy.
Otra de las máximas exponentes de la selección y la más aplaudida cuando salió al ring fue Celeste Peralta, pero en este combate frente a la canadiense Kathleen Dunn, en 63 kilos, se mostró imprecisa en el despliegue de cross e incómoda cuando el combate no se daba a media distancia. Perdió por 20-16, pero no por ser inferior a su rival sino por cometer errores propios.
"La pelea fue muy dura, pero no era imposible. Parece que en el último round me llenó de golpes y ganó. Cuando le daba un cross le dolía, porque se iba para atrás y tambaleaba, pero no bastó. Ahora tengo que seguir adelante, hay un montón de campeonatos y voy a ver qué pasa".
La última argentina que se presentó fue Romina Iñaguez, que con amplia movilidad en sus piernas y el constante vigor y fuerza de voluntad le ganó, en el tercer asalto, por RSC (Referí Suspende el Combate), a la brasileña Andrea Costa, en 66 kilos. Eufórica por la victoria al bajar del cuadrilátero dijo: "Estoy muy emocionada y contenta, nunca pensé que iba a ganar, solamente venía a pelear y a hacer lo que me habían enseñado y gracias a Dios se convirtió en victoria".
Así las argentinas cerraron una jornada positiva, a pesar de las derrotas. "Las Toritas" demuestran en cada pelea individual su compañerismo colectivo y la buena labor en el gimnasio por eso las ilusiones de conquistar medallas quedan intactas.
Los resultados de los demás combates fueron los siguientes:
En 46 kg. Yazmín Altagracia Peña de República Dominicana le ganó por 18-2 a Colleen Loo de Estados Unidos.
En 50 kg. Cerril Houlihan de Estados Unidos le ganó por 13-10 a Ana Paula D´Santo de Brasil.
En 57 kg. Sandra Bizier de Canadá le ganó por 9-8 a Ronca Jeffery de Estados Unidos.
En 63 kg. Elizabeth Quevedo de Estados Unidos le ganó por RSC A Fernanda Caiado de Brasil.
En 66 kg. Lisa Kuronya de Estados Unidos ganó por diferencia de puntos en el tercer round a Mary Spencer de Canadá.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home