martes, enero 23, 2007

LA ACTIVIDAD BOXISTICA DEL 2006 EN SANTA CRUZ
Por Elio Mayorga
A poco de haber finalizado la temporada 2006, en materia boxística se hace oportuno analizar algunos datos de referencia que nos permitan evaluar lo sucedido en la Provincia.
En materia de estadísticas, según los registros no oficiales elaborados por Julio Sebastián Arriagada, se desprende que en la Provincia se realizaron 21 reuniones a lo largo del año.
Dos localidades acapararon la mayor cantidad de organizaciones por intermedio de sus promotores. Río Gallegos de la mano de los hermanos Juan y Carlos Morales con siete festivales, mientras que la norteña localidad de Pico Truncado, le siguió en importancia, con cuatro festivales. Más atrás se ubican Puerto San Julián con tres eventos y Cañadon Seco con dos, al igual que la villa turística de Calafate. Completan con un festival Las Heras, Caleta Olivia, y Piedra Buena.
Sin duda que el Promotor Silvio Morón, radicado en Pico Truncado ha marcado diferencias ya que estuvo como organizador en ocho eventos (cuatro en Truncado, dos en Cañadon Seco, uno en Piedra Buena y uno en Río gallegos)
Se realizaron 102 peleas entre aficionados masculinos y siete de mujeres
Mientras que hubo 18 peleas entre profesionales y dos de mujeres también rentadas.
Se estima que a lo largo del año anterior en toda la provincia hubo una concurrencia cercana a los 13.000 espectadores que se dieron cita a los eventos boxísticos, donde Río Galleos con siete festivales logró establecer un promedio de 700 personas por festival en forma aproximada.
Pico Truncado en cambio tiene un promedio de 1.200 personas con solo cuatro festivales que juntaron casi a 5.000 personas, siempre con la figura de mayor convocatoria como lo ha sido Roberto Hernán Reuque que, además, se quedó con el premio al boxeador con mayor actividad en el año y el premio Firpo 2006 por la pelea del año, frente a Sebastián Lujan en Rosario.
Puerto San Julián con solo tres festivales en el año logró un muy buen numero de espectadores con un promedio de alrededor de 600 personas, lo que habla muy bien de sus organizadores y protagonistas
En cuanto a los protagonistas del boxeo santacruceño, en el plano de los aficionados, de Caleta Olivia se presentaron 33 valores, (destacamos a Carlos Cuadro, Ramón Romero, Mauro y Luciano Russo, Leonardo Vargas, Cristian Gramajo, Luís Barrionuevo y Ricardo Torres, entre otros) un numero que contrasta notoriamente con la cantidad de festivales realizados en ese lugar , solamente uno, lo que pone en evidencia otras cuestiones.
Material hay y seguramente se trabajará en esta temporada para poder aprovechar esta situación.
Río gallegos ofreció 13 amateurs,(Se destacaron José Luís Alberto, Ángel Recalde, Ricardo Morales, Diego Rodríguez y Juan Carlos Guerrero entre los que tuvieron mayor actividad), San Julián 10 ( Juan Aguilar, Fernando Zellier y Juan Cruz Zacarías marcaron diferencia) y Las Heras 11 púgiles ( Jorge Wilches, Lorenzo Vázquez, Diego Ledesma y Hugo Flores, entre otros) en las principales localidades donde se trabaja en la difusión de este deporte.
En el plano profesional, la figura excluyente sin duda alguna ha sido el hombre radicado en Pico Truncado, Reuque, que ya incursiona a planos nacionales de primer nivel, con una campaña altamente positiva en el año que quedó atrás. Realizó 11 peleas, obtuvo el título Mundo Hispano, se ubicó en los primero lugares del ranking nacional, fue al boxeador argentino con mayor actividad y además, en sus 30 peleas, sólo registra una derrota, logrando inclusive que sus combates fueran televisados a toda la provincia por el canal del Estado y ahora a todo el país por intermedio de T y C Sport, desde Pico Truncado, donde de la mano de Morón trabaja pensando en una chance a nivel internacional y en poder combatir por el titulo argentino de la categoría en poder del chubutense Héctor Saldivia.
En menor medida también se debe considerar a los profesionales de Río gallegos Juan Carlos Morales y Miguel Morales quienes se encargaron de mantener la plaza con actividad entre los rentados con variada suerte, y se espera que para este año 2007 la capital de Santa Cruz pueda incorporar algunos nuevas valores en el campo del profesionalismo, algo que debe ser impulsado desde los gimnasios y respaldado por los promotores.
A pesar de los altos costos que significa organizar un festival de boxeo, en Santa Cruz, donde las distancias son determinantes a la hora de los costos, también se debe decir que los Promotores no siempre cuentan con el apoyo que la situación requiere, desde lo privado u oficial según el caso, pero el público ha demostrado que cuando se ofrece una buena organización y un espectáculo interesante responde con su presencia, por esto podemos considerar que el año ha sido positivo, quizás esperábamos algo más, pero el boxeo para nada se aparta de la realidad del deporte santacruceño. No deja de ser un producto de consumo interno, nada más, solo aisladas excepciones marcan la diferencia y con ello debemos darnos por satisfechos.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home