martes, octubre 31, 2006

El boxeador entrenador

Por Rodrigo Sujodoles Gazzero

Marcelo Gonzalo “El rayo” Saucedo, cuenta todo acerca de cómo es su vida como entrenador en el Club Argentino de Quilmes y comenta cómo es la actividad de sus pupilos, del “Clan del rayo”.

Habían pasado algunos minutos de las 21 horas cuando se abrieron las puertas del coqueto gimnasio de boxeo del Club Argentinos de Quilmes, el calor era agobiante, no obstante, ahí estaba “el profe” dando cátedra, el entrenador era Marcelo Gonzalo “El rayo” Saucedo que estaba dándole clases a mas de diez pupilos de diferentes edades, entre ellos se destacaba la figura de “Lito” Arévalo, intendente de la institución y gran artífice de que se lleve a cabo dicha actividad en el establecimiento “Mate”.
Cuando “El rayo” advirtió la presencia de Ring de Ideas, se acercó y con un cálido recibimiento procedió a detallar todo acerca del entrenamiento que desarrolla en dicho recinto: “Hace dos meses que estamos trabajando acá,. Los entrenamiento son de lunes a viernes de 15 a 22,. En total vienen alrededor de 45 chicos aunque son pocos los que entrenan todos los días. Están los que hacen boxeo recreativo, que son la gran mayoría y vienen dos veces a la semana o a lo sumo tres y después tenemos unos ocho chicos que hacen competitivo aunque solamente uno tiene peleas como aficionado que es Alexis Custilla, pero no salió del gimnasio. También vienen chicos que hacen boxeo infantil, son dos nenes de diez años y además tenemos varias chicas que entrenan por la tarde” comentó.
Cuando se lo consultó acerca de cómo lleva a cabo la preparación, el boxeador y entrenador comentó que “Gracias a Dios las instalaciones del club son muy buenas y me permiten poder hacer un entrenamiento completo ya que hacemos boxeo y complementos en el gimnasio, podemos contar con varias canchas de fútbol para entrenar el aspecto físico y además tenemos el privilegio de contar con la pileta de natación climatizada en la que trabajamos sofocación. El gimnasio de boxeo es muy completo, ya que tenemos muchos materiales y dos ring, cuando llegué al club, no estaba techado y en este tiempo lo techaron y lo dejaron muy bien, todo esto hace que no tengamos excusas para trabajar de manera excelente”
Saucedo tiene varios púgiles que trabajan con el sueño de llegar a ser boxeadores profesionales, dos lo siguen desde su etapa de entrenador en el club Bernal y otros se sumaron en el mate, entre estos muchachos se destaca Sebastián “La pantera” Gonzáles que está por hacerse la licencia amateur y de ser así sería el primero del “Clan del rayo”. Consultado Saucedo sobre su primer pupilo aficionado comentó: “Estoy desesperado por mostrarlo porque es muy bueno, entrena muchísimo se toma las cosas seriamente. Tiene claro que quiere ser boxeador y además cuenta con condiciones. A mi me gusta cuando los chicos se toman las cosas debidamente y con responsabilidad y él es así, no me falta un día, no veo la hora de poder hacerlo debutar como amateur, los tramites están en desarrollo, dentro de poco lo van a conocer todos y van a saber de lo que estoy hablando”. Cuando se consultó al púgil acerca de su vida, este comentó que “Desde chiquito quise ser boxeador, hace un tiempo había entrenado acá, cuando el profesor era “Látigo” Coggi, pero dejé porque en el club las cosas estaban bastante desordenadas. Ahora todo es distinto y además Marcelo es buenísimo como entrenador. Cuando arranque tenía solamente la idea de practicar para mantenerme en estado, pero ahora me entusiasmé tanto que me compré las vitaminas y espero ansioso la hora de debutar” culminó.
Por último, el boxeador profesional varelense contó en que aspectos le viene bien a su carrera ser entrenador en el club: “A mi me viene muy bien porque vengo temprano. A la mañana entreno sólo hasta las tres y al igual que lo que contaba de los chicos, puedo gozar de los mismos privilegios, lo único que me falta es alguien con quien guantear ya que acá todos los chicos están arrancando y por eso no puedo medirme con ellos, además por supuesto me ayuda en lo económico dado que desgraciadamente en nuestro país no se puede vivir solo de pelear y muchas veces hay que trabajar de otra cosa para mantenerse, yo tengo la suerte de trabajar en algo relacionado”.
Luego, Saucedo siguió con su labor, hizo escuela de boxeo con sus pupilos y los despidió hasta el día siguiente para seguir enseñándole todo lo que el sabe.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home